Impulsando el Bienestar de las Personas

16 Ene 2017
Impulsando el Bienestar de las Personas

Las oficinas serían mejores lugares para trabajar si se parecieran más a un auto. Los últimos modelos de autos están llenos de tecnología que hacen que manejar sea más fácil, seguro y entretenido. Los conductores son alertados si es que tienen un camión en su punto ciego o su van a chocar con otro auto mientras se estacionan gracias a sensores incorporados. Algunos autos incluso permiten que el conductor saque sus manos del volante. Muchos tienen Wifi. En resumen, el auto no sirve solo como un medio de transporte, también nos ayuda a ser mejores conductores.

Entonces, porqué no incorporar tecnología a la oficina para ayudar a nuestra gente a sentirse, trabajar y pensar mejor?

Hoy, mucha gente maneja un auto inteligente para ir a trabajar a una oficina tonta. Si bien muchos pensaban que algún día la tecnología haría que las oficinas quedaran obsoletas algún día, hoy esta ocurriendo todo lo contrario. La tecnología estará absolutamente impregnada en las nuevas oficinas para ayudar a las personas a trabajar mejor, haciendo que el lugar de trabajo tenga un rol cada vez más relevante. En el futuro cercano, una serie de sensores y otras tecnologías van a ayudar a que el trabajo sea una experiencia mucho mejor – y más humana. La tecnología va a estar al servicio de los trabajadores, equipos y organizaciones. Ayudará a las personas a lidiar con el sentimiento sobrecogedor de nuestro estilo de vida acelerado y en constante cambio. También ayudará a las organizaciones a diseñar lugares donde a su gente le fascina ir a trabajar, en lugar de tiene que ir a trabajar.

Hoy en día, personas que antes tenían un único equipo y proyecto, ahora tienen que hacer malabares con múltiples equipos y tareas, constantemente cambiando de un grupo de tareas a otro, haciendo transiciones desde un modo de trabajo al siguiente y orquestando el día a través de reuniones de todo tipo. Ese cambio constante de contexto consume tiempo y energía.

Hacer las cosas era bastante más simple. Juntabas a las personas indicadas en el lugar correcto con la información necesaria y luego dejabas que la creatividad fluyera. Las personas trabajaban principalmente en sus puestos de trabajo, con sus compañeros cerca, y con la información necesaria a mano. Pero luego, todo cambió.

Los teléfonos inteligentes, laptops y el Wifi liberaron a los empleados que antes tenían que estar apernados a sus escritorios para trabajar. Es liberador – las personas ahora tienen más opciones sobre donde y como trabajar. Pero al mismo tiempo, es más difícil encontrar a la gente que necesitas. La tecnología ha transformado la forma de la información, desde papel a formato digital. Esto hace que compartir la información sea más fácil, pero también que estemos expuestos a un exceso de información. La globalización trae consigo ideas y personas de distintas partes del mundo, y muchas veces los integrantes de un equipo son distribuidos en distintos lugares y no pueden trabajar “codo a codo” y construir la confianza y  capital social tan necesarios para la innovación. 

Las oficinas deben ser más inteligentes y conectadas, para ayudar a las personas a navegar por la complejidad del día a día y a reducir el stress. Todos deberíamos ser capaces de descargar parte de las tareas que debemos realizar en el día en tecnología que esté impregnada en nuestro ambiente de trabajo físico, para simplificar nuestras vidas.

Tecnología al Servicio de las Personas

La mayoría de los aparatos electrónicos que usamos pueden estar conectados entre ellos y a internet, abriendo las puertas a muchas posibilidades para las personas en el trabajo. Imagina abrir una aplicación en tu teléfono y ver quienes están en el trabajo hoy. O qué salas de reunión están disponibles a las 1:30pm con capacidad para 8 personas y videoconferencias. Piensa en una sala de reuniones que te avisa cuando quedan 10 minutos para que se acabe el tiempo, ayudando al grupo a resumir antes de que termine su tiempo. Que tal si esta sala de reuniones pudiera grabar notas para presentárselas al mismo grupo en la próxima reunión?

Las organizaciones que crear lugares de trabajo que su gente ame, se pueden beneficiar de la tecnología no solo al ayudar a trabajadores individuales y equipos, sino que también al rescatar toda la información que pueda de los usuarios. En el diseño de espacios por ejemplo, las empresas pueden optimizar el uso de sus valiosos metros cuadrados al identificar cuales son los lugares más transitados, las áreas menos frecuentadas y las salas de reunión en desuso gracias a sensores de movimiento. Al tener la información de todas las reuniones centralizada en una app., la organización puede controlar fácilmente las visitas externas recibirá durante el día o la semana, y así mejorar la experiencia del visitante gracias al envío de emails programados con el número de estacionamiento disponible y sala de reunión, o un simple y amigable saludo por su nombre en la recepción como bienvenida.

Cuando el ambiente de trabajo tiene tecnología integrada al servicio de las personas y la organización, se convierte en una herramienta para potenciar la productividad, motivación y creatividad de las personas. Personas que controlan donde y como trabajan, y eligen lo que necesitan para completar sus tareas.

De la mismo forma en que los autos de hoy incorporan la tecnología para mejorar la experiencia de los usuarios, las oficinas pronto incorporarán los beneficios de tecnologías emergentes para ayudar a las personas a navegar por la complejidad de su día a día, hacer sus vidas más simples y mejorar la experiencia de trabajo para sus personas y equipos.