Liderando en tiempos de cambios.

18 Abr 2017
Liderando en tiempos de cambios.

Las empresas deben enfrentarse hoy - más que nunca antes - a cambios constantes y complejos en sus mercados y en la forma en que hacen negocios. Nuevas tecnologías cambian las reglas del juego con una frecuencia nunca antes vista, y nuevas tendencias brotan con una rapidez sorprendente en la fértil tierra de las redes sociales y la híper conectividad.

Para ser capaces de liderar en sus mercados, las organizaciones de hoy deben poder moverse ágilmente. Reaccionar rápido ante situaciones imprevistas, y anticiparse a los movimientos de su entorno para poder sacar provecho de ellos. Deben tener capacidad de adaptación. Deberán estar formadas por equipos de personas conectadas y comunicadas entre sí - y también con su entorno -, grupos de gente donde existe confianza y donde hay espacio para la creatividad y la innovación. Equipos de personas motivadas y comprometidas que se identifican con la cultura de su organización – resilientes. 

Esto no es una tarea fácil, mucho menos ante el gran número de desafíos que enfrentan diariamente los líderes de hoy: entorno económico complicado, clientes cada vez más exigentes y desleales, presupuestos apretados y rotación de personal, solo por nombrar algunos. Todos necesitan constante atención y, por lo general, hacen que se postergue o se reduzca al mínimo el tiempo dedicado a formar equipos, buenos ambientes de trabajo y a la innovación.

Muchas veces, las preocupaciones diarias hacen que los managers olviden el importante papel que tiene el lugar físico de trabajo, tanto en la creación de una cultura organizacional potente y clara, como en entregarle a su gente la comodidad, bienestar, herramientas y espacios que necesitan para cultivar un sentimiento de pertenencia, confianza, comunicación fluida y creatividad.

Lo último en diseño de espacios de trabajo son lugares acogedores, que favorecen la colaboración, el trabajo en equipo y la transparencia - como plantas abiertas - pero que además son flexibles y cuentan con espacios diseñados para alejarse a trabajar cómoda y concentradamente en tareas individuales, tienen la tecnología necesaria para comunicar y coordinar a distintos a equipos de trabajo, y su prioridad es la comodidad y bienestar de todos sus usuarios.

Se ha comprobado que existe un link entre salud mental, salud física y el performance cognitivo de las personas – en otras palabras, su productividad. Los ejecutivos deben soportar una importante cantidad de stress y presiones diariamente, y esto puede afectar severamente su salud mental e incluso traducirse en distintos malestares físicos. Por otra parte, en muchos casos deben trabajar sentados por largas horas, generando incomodidad, dolencias o incluso agudizando problemas físicos como dolores en la espalda baja por ejemplo.

Son muchas las cosas que una empresa puede hacer para mejorar el bienestar de sus colaboradores, y se puede comenzar con cosas simples, como por ejemplo flexibilizando los horarios de entrada y salida para apoyar la agenda personal de los empleados, y permitiendo el trabajo de un número de horas a la semana de forma remota. La libertad para elegir, ¿a quien no le gusta que le den pequeñas libertades?

También se pueden hacer programas de acondicionamiento físico y elongación en el lugar de trabajo, que pueden ir desde tener una clase de yoga una vez a la semana, hasta un break de estiramiento diario para todos. Más simple aún, se puede motivar a que todos tengan el máximo de reuniones de trabajo posibles mientras caminan un par de cuadras, en ves de sentados en una sala de reuniones.

De la misma forma, no es necesario gastar una fortuna para que el lugar de trabajo sea acogedor, se puede partir por poner foco en los detalles que marcan la diferencia, como comprometerse con un buen cuidado de las áreas comunes y la inclusión de elementos que hagan que todos se sientan como en casa – que pueden variar mucho dependiendo de la diversidad y la cultura dentro de cada empresa.

Preocuparse por la comodidad de las personas en el lugar de trabajo también es algo fácil de lograr. Hoy día existen todo tipo de muebles y accesorios con diseños ergonómicos, que permiten trabajar manteniendo una postura correcta, los populares standing desks, que son escritorios que entregan la libertad para trabajar de pie o sentado, y que ayudan a mantener el cuerpo en constante movimiento y evitar el comportamiento sedentario –permanecer sentado por muchas horas sin interrupción - y todos los malestares que éste conlleva.

Si bien es cierto que cada empresa es única y tiene necesidades propias en todo sentido, todas tienen un denominador común, y es que están formadas por personas. Personas que cada día se preocupan más por su bienestar personal y su calidad de vida, cada vez están más conectados y más conscientes de su impacto en el ambiente que los rodea. Si un líder busca formar equipos altamente motivados, cohesionados y creativos hoy, deberá entender las diferencias generacionales entre su fuerza de trabajo, acoger sinceramente a su gente y adaptarse lo más posible a sus necesidades, entregando libertades que los hagan sentir bien y generando espacio para la colaboración y la innovación.